Praga, con su constante frío y hasta su nieve, tiene un toque mágico que inspira. Sin embargo en verano la ciudad resplandece, y es cuando se le puede recorrer de lado a lado a pie! En las fiestas de fin de año, las celebraciones son preciosas, comenzando la fiesta con un extraordinario mercado de navidad