Viajes a Papua, Nueva Guinea

El Estado Independiente de Papúa Nueva Guinea ocupa la región este de la isla de Nueva Guinea, al norte de Australia y al oeste de las Islas Salomón. Nueva Guinea es la segunda isla más grande del mundo y su mitad occidental forma parte de Indonesia.Papúa Nueva Guinea (PNG) es un país que declaró su independencia en 1973 y cuya capital y ciudad más poblada es Port Moresby. Se trata de una monarquía constitucional parlamentaria donde se habla inglés, tok pisin y hiri motu como idiomas oficiales, aunque también conviven otras 700 lenguas aborígenes. Esto convierte a Papúa Nueva Guinea en una de las naciones con mayor diversidad lingüística del planeta.

Los primeros seres humanos que se asentaron en esta isla llegaron hace unos 50.000 años, mientras que los europeos (españoles y portugueses) empezaron a visitar estas tierras a comienzos del siglo XVI. El antropólogo polaco Bronislaw Malinowski fue el gran responsable de difundir la cultura de las numerosas comunidades aborígenes del país a través de sus estudios etnográficos.

Las múltiples manifestaciones culturales, las selvas tropicales y las hermosas playas de arenas blancas constituyen los principales motivos que llevan a los turistas a visitar esta nación.

A lo largo del año, Papúa Nueva Guinea presenta un ambiente enmarcado en el clima monzónico, aunque existen condiciones típicas del tiempo tropical. Allí, de diciembre a marzo influye el monzón noroccidental, mientras que de mayo a octubre sopla el monzón suroriental.

En las tierras bajas que forman parte de este país de perfil cálido y húmedo, las temperaturas suelen oscilar entre los 21 y los 32 grados centígrados. En cambio, las áreas montañosas se caracterizan por ofrecer un entorno más frío ya que, en esas zonas, el termómetro suele registrar marcas inferiores a los 3 grados centígrados. Sobre la costa, las abundantes precipitaciones suelen desencadenarse con más fuerza que en el interior del territorio.PRINCIPALES CIUDADESPort MoresbyLa capital de Papúa Nueva Guinea desde 1975, Port Moresby, fue fundada en 1873 por un capitán británico que, para bautizarla, encontró inspiración en su padre, el almirante Sir Fairfax Moresby.

Este territorio situado en las costas del golfo de Papúa es el área nacional que más población concentra, además de funcionar como capital de la provincia Central. Allí, aunque hay edificaciones modernas, mercados de productos típicos y sitios atractivos como el Museo y la Biblioteca Nacional instalados en el barrio de Waigani que pueden generar interés en los viajeros de todas partes del mundo, existen un sinfín de aspectos negativos que opacan la belleza del lugar.

Si bien no es difícil llegar hasta Port Moresby (los servicios del Aeropuerto Internacional Jacksons facilitan, sin duda, el arribo y la partida de miles de pasajeros), la ciudad no está considerada como un destino turístico digno de recomendar ya que la violencia, la pobreza extrema y la delincuencia impiden garantizar la seguridad y comodidad del visitante.

Estas situaciones dramáticas que ocurren con frecuencia e incluyen desde violaciones hasta asesinatos han generado que esta localidad donde, según algunas estadísticas, casi el total de la población carece de empleo, fuera considerada, desde hace unos años, la peor ciudad del mundo para vivir, aunque eso no es todo: tiempo atrás, la ONU la presentó en un informe como la ciudad más peligrosa a nivel mundial.LaeLa segunda ciudad más poblada de Papúa Nueva Guinea es Lae, la capital de la provincia de Morobe que, además de impactar a pobladores y extranjeros con la belleza de su jardín botánico y el cercano Instituto Ecológico de Wau (donde funcionan un interesante zoológico y un museo), se destaca por ser el polo industrial de la nación y un importante centro portuario.

Desde que fue fundada, entre 1920 y 1930, esta zona de gran jerarquía a nivel económico que posee una sólida infraestructura en materia de transporte para garantizar la comodidad de los viajeros y ciudadanos, sirvió de asentamiento para grupos japoneses y australianos.

El Parque Nacional McAdam, el cementerio de guerra Lae y los numerosos restaurantes construidos en la región (entre los que se pueden citar a Marcos Cuisine, Aviat Cuisine y Apolo) hacen de esta bella ciudad un interesante destino para los aventureros deseosos de conocer nuevos lugares.WewakEn la costa norte de la isla de Nueva Guinea se encuentra localizada una gran ciudad que funciona como capital de la provincia de Sepik del Este. Este territorio, conocido como Wewak, en el pasado sirvió de escenario de la Segunda Guerra Mundial ya que allí fue instalada una base aérea japonesa que fue bombardeada en numerosas ocasiones.

En la actualidad, el pueblo (el cual se caracteriza por la exportación de café, cacao y caucho) se desarrolla sobre una pequeña península (donde está ubicado su antiguo centro), además de ocupar una estrecha porción de tierra que combina océano y relieves montañosos y sirve de marco para el desarrollo del área urbana.

En Wewak, además de un Aeropuerto Internacional, existen varias carreteras que conectan a la ciudad con otros pueblos del río Sepik, tales como Angoram, Timbunke y Pagui.

PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS

Existen cerca de 1.000 grupos culturales diferentes en Papúa Nueva Guinea. Las características geográficas han permitido que dicho grupos se desarrollen de manera aislada y conserven sus propias especificidades. Aún hoy es posible encontrar pobladores locales con sus trajes típicos y su lengua particular.

El Museo Nacional y Galería de Arte de Papúa Nueva Guinea, situado en Port Moresby, es el mejor lugar para descubrir la historia y la cultura de la nación. Sus colecciones incluyen más de 50.000 objetos antropológicos, arqueológicos y naturales. Las reliquias de guerra y las muestras de arte contemporáneo también forman parte de su propuesta.HistoriaEl territorio que actualmente ocupa Papúa Nueva Guinea comenzó a ser poblado hace cerca de 50.000 años, cuando la isla de Nueva Guinea estaba unida a Australia. Los primeros pobladores vivían de la caza y la recolección y aprovechaban los recursos de los bosques para su subsistencia.

El portugués Jorge de Meneses fue quien bautizó a la isla principal como Papúa (una palabra malaya que hace referencia al pelo rizado de los pobladores locales). El español Yñigo Ortiz de Retez, por su parte, agregó el término Nueva Guinea al notar un parecido entre los habitantes de esta isla y aquellos que observó en Guinea, en el continente africano.

La región oriental de Nueva Guinea fue colonizada en 1883 por la colonia británica de Queensland (Australia), mientras que una zona quedó en manos de Alemania. Australianos y japoneses también ejercieron su dominio en estas tierras. Recién en 1975, el mundo reconoció la independencia de Papúa Nueva Guinea.CulturaPapúa Nueva Guinea se caracteriza por su rica y compleja cultura. Los múltiples grupos indígenas de la zona que han conservado sus dialectos convierten al país en un referente de la diversidad lingüística.

La antigua cultura de la nación puede apreciarse en el sitio agrícola de Kuk, un yacimiento arqueológico que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Se trata de 116 hectáreas que se encuentran a unos 1.500 metros de altura y que muestran cómo se practicaba la agricultura hace 10.000 años.

Las islas Trobriand, conocidas oficialmente como islas Kiriwina, forman un archipiélago que también permite conocer algunas de las facetas de la cultura de PNG. En medio de sus selvas tropicales, el antropólogo Bronislaw Malinowski vivió durante varios años para escribir su famoso libro “Los argonautas del Pacífico Occidental”.

Es posible acercarse a los pobladores nativos y participar en varios de sus rituales y festividades, en lo que supone la mejor forma de descubrir esta nación.EconomíaLa economía de Papúa Nueva Guinea se encuentra poco desarrollada. Una gran parte de la población vive bajo la línea de la pobreza, existe una elevada tasa de desempleo y los problemas de inseguridad son frecuentes. Esta combinación de factores, por supuesto, atenta contra la explotación turística.

La pesca es una de las actividades económicas más importantes de la nación, que cuenta con recursos naturales como gas natural, petróleo, oro, plata y cobre. Los bosques y selvas permiten obtener grandes cantidades de madera, aunque la tala indiscriminada impide el desarrollo sostenible.

La producción de cacao, café, azúcar y coco aporta importantes ingresos. Los cultivos, sin embargo, sufren las consecuencias del cambio climático y de la escasa tecnología del país. Por eso, Papúa Nueva Guinea suele recibir ayuda financiera por parte de Australia, Japón y varios miembros de la Unión Europea.

ACTIVIDADES Y ATRACTIVOS TURÍSTICOS

Papúa Nueva Guinea tiene una línea costera que supera los 5.150 kilómetros. Esta condición geográfica permite que el país pueda aprovechar sus extensas playas, pero también explotar el recurso de la pesca.

Más allá de las planicies de la costa, el relieve de PNG suele ser montañoso. Los visitantes, por lo tanto, pueden realizar senderismo y escalar las elevaciones que se distribuyen a lo largo y ancho del territorio. De todas maneras, hay que tener en cuenta que varios de los volcanes de la isla están en actividad y que la nación suele sufrir sismos y maremotos.

El rafting es una actividad preponderante dentro de la industria turística de esta región. Los ríos Watut (en las cercanías de Bulolo) y Waghi (en la provincia de Simbu) ofrecen rápidos que pueden ser recorridos por los turistas más intrépidos.

Otra opción más tranquila es surcar los cursos de agua en canoa para conocer los diversos perfiles del país.BosquesCerca del 92% de la superficie de Papúa Nueva Guinea se encuentra cubierta por bosques. El bosque lluvioso es el ecosistema más frecuente, aunque la deforestación por la explotación de madera se hace sentir en un acelerado proceso.

Los especialistas afirman que la selva de PNG es una de las cuatro más importantes del mundo ya que alberga más del 5% de las especies del planeta. 3.000 especies de mamíferos, 9.000 tipos de plantas, 450 especies de mariposas y 700 grupos de aves habitan en los bosques primarios y secundarios del país. Cabe destacar que es posible acampar en varias regiones para disfrutar del contacto con la naturaleza.

Montañas

El relieve montañoso de Papúa Nueva Guinea supone una invitación a escalar. El pico más alto del país es el Monte Wilhelm (4.509 metros sobre el nivel del mar). Se encuentra en la intersección de las provincias de Simbu, Western Highlands y Madang. Existen rutas que permiten llegar a su cima en unas 6 horas, mientras que, por otros caminos, puede demorarse hasta 4 días. Es importante tener en cuenta que numerosos escaladores fallecieron en sus travesías por el Monte Wilhelm: no es recomendable, por lo tanto, iniciar el ascenso sin un guía local. En la villa de Keglsugl, cercana a esta montaña, trabajan varios expertos que ofrecen sus servicios al turismo.PlayasPapúa Nueva Guinea cuenta con una gran cantidad de playas, muchas de las cuales son desconocidas para el turismo internacional y presentan escasa infraestructura. Su belleza natural, sin embargo, es incuestionable. Los arrecifes de coral incitan a practicar buceo para descubrir colores maravillosos bajo el mar. En Madang, quienes realicen submarinismo tendrán la posibilidad de encontrar reliquias de la Segunda Guerra Mundial. Nouvelle Irlande, por su parte, es el lugar perfecto para descansar y disfrutar del sol en playas como Kavieng. Lae, Rabaul, Alotau, Kimbe y las islas Wuvulu son otros lugares de Papúa Nueva Guinea que presentan bellas playas y son ideales para pasar las vacaciones de verano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *